Buscar

Tipos de piel

El primer paso para una piel saludable es conocer tu piel, saber que le ayuda y que la puede perjudicar, sin embargo es importante distinguir tu tipo de piel de algún problema dermatológico ya que los mismos tipos de piel pueden presentar los mismos problemas dermatológicos.


Piel Normal

 

Se caracteriza por poros pequeños sin irritaciones, suele ser equilibrada, no es demasiado seca ni muy grasa.

Este tipo de piel es equilibrada por lo que la mayoría de los productos te harán bien.

No olvides mantenerla hidratada y usar bloqueador solar.



Piel Grasa

 

Se caracterizan por tener poros grandes, sensación grasa en el día y con imperfecciones.

La grasa se mezcla con la suciedad y las células muertas y así comienzan a formar imperfecciones.

Puedes incluir en tu rutina productos antibacterianos.



Piel Mixta

 

Se caracterizan por sensación grasa en la zona T (compuesta por la frente, la nariz y la barbilla), es posible que sientas las mejillas secas.

La combinación de grasa y descamación puede ocasionar imperfecciones.

Puedes usar un limpiador suave y un humectante ligero para completar tu rutina.





Piel Seca

 

Se caracterizan por sensación tensa, áspera o escamosa ya que retiene menos humedad y segrega menos grasa, lo cual provoca descamación y la aparición de líneas de expresión.

Puedes usar aceites, cremas y bálsamos hidratantes al menos dos veces al día y un exfoliante suave una vez a la semana para completar tu rutina.



Piel Sensible

 

Se caracteriza por estar roja e irritada, tiene poros más pequeños y tiende a ser más delgada.

Los limpiadores fuertes, el alcohol y las fragancias irritan la piel sensible.

Puedes opta por productos con una acción suave, relajante y sin perfume para tu rutina.

28 visualizaciones0 comentarios

Entradas relacionadas

Ver todo

Todos sabemos que nuestro cuerpo es 60% agua y que es necesaria para el funcionamiento de nuestros órganos pero sabemos que tan importante es para nuestra piel? Elasticidad en la piel Es indispensable